CON LOS COLEGAS!

Nos habían invitado hace mucho tiempo, en algún momento tendríamos que desviarnos de nuestra ruta establecida para asistir a la boda de Claire en Francia. Claire es una buena amiga de Nea y contraería matrimonio en Aix en Provonce. Yo no tenía ganas de ir, me parecía que nos alejaríamos demasiado del objetivo (Turquía), además esa parte de Europa es demasiado cara y yo prefiero viajar en lugares “con menos clase”, como Europa del este por ejemplo. La comodidad del “primer mundo” me incomoda.

Para Nea el asunto estaba fuera de discusión, ella iba a la boda conmigo o sola. Yo no quería que fuera sola, entonces pensé en aprovechar el aventón y visitar viejas amistades. Empecé a contactar a tres personas que viven en el área y que en algún momento han sido parte importante de mi viaje.

Al primero que visitamos en Basilea, fue Antonio, a quien conocí en mi primer viaje a Australia. En Marzo del año 2010, después de haber viajado en Asia por 8 meses y de no encontrar trabajo en Nueva Zelanda, con muy poco dinero en el bolsillo, aposte por Australia para trabajar y ahorrar lo necesario para ir al mundial de Sudáfrica 2010. Tenía 3 meses para lograrlo.

Me fui a vivir al lugar más barato que encontré en Sydney y al comienzo camine las calles por 10 horas diarias tratando de encontrar trabajo. Durante este tiempo Antonio llegó a vivir al hostal, éramos los dos únicos chilenos y compartimos momentos memorables. La vida en el hostal no era miel sobre hojuelas, la suciedad, los ingleses borrachos, compartir la habitación con 8 o más personas y una cocina asquerosa, eran parte de nuestro diario vivir. Pero tratamos de adaptarnos, conocimos mucha gente y terminamos disfrutando de la vida de hostal. Cuando pasaron los tres meses, yo ya no quería ir al mundial, me quería quedar en Sydney.

Después me fui a visitar a Fabián en el sur de Francia. A Fabián lo conocí en Malawi el año 2010. Meses antes, con Julliete empezábamos un viaje por lugares maravillosos de Zambia y Malawi. El ultimo día que estuvimos juntos nos asaltaron violentamente, a mi me quitaron mi billetera con el dinero que hace poco había sacado del banco y las tarjetas. Afortunadamente el incidente no nos dejo mayores daños físico, solo una gran herida financiera.

El día siguiente Julliete se fue. Y yo estaba solo en el medio de África sin ningún puto peso! En ese momento quise continuar con la idea original, y pensé: “Esto no termina ahora. Sea como sea yo salgo de África por Egipto, no existe otra alternativa. Tengo que encontrar trabajo.” Ese mismo día Fabián llegó al hostal, después de unas cervezas y unas mesas de pool, conversamos y decidimos ir a Mozambique en busca de trabajo y una playa donde poder surfear.

Nos fuimos haciendo dedo desde Malawi hasta Mozambique. Fueron poco más de 1.300 kms en 7 días. Cuando finalmente llegamos a esta playa llamada Tofo, un verdadero paraíso terrenal, con excelente surf y mucho turismo, estábamos tan felices que hicimos una gran fiesta, yo tuve que dejar en garantía mi pasaporte a cambio de una cama y cerveza. Al poco tiempo conseguí un trabajo  y encontré una casa muy barata a la cual Fabián vino a vivir. A esas alturas ya éramos amigos y fue una forma de devolverle la mano por toda la ayuda, las comidas y el alojamiento durante el viaje de Malawi a Mozambique.

A las dos semanas Fabián se fue a Sudáfrica y yo me quede por dos meses más en el paraíso, en Tofo.

Finalmente en Barcelona fui a visitar al Alex, un catalán cabronazo que conocí en el año 2009 en Pakistán, en un hostal lleno de “colgaos”, en la ciudad de Lahore. Yo venía recién llegando desde India y el iba en la dirección opuesta a punto de cruzar hacia India. Éramos los únicos que hablábamos español en el lugar, así que tuvimos que conversar.

Algunos meses más tarde en Nepal, caminando por las calles de un pequeño pueblo, me encontré nuevamente al Alex. Yo pensé que eso era una gran casualidad, así que nos fuimos comer y a tomar unas cervezas. El día siguiente partí a hacer un trekking y no lo vi más.

Semanas después, en una noche de Calcuta, la cuarta ciudad más grande de la India, con algo así como 12 millones de habitantes, yo estaba en un mercado comprando, y como es común en India había mucha gente en todos lados, pero de repente miro hacia el lado y adivinen quien estaba sentado solo a unos metros… si exactamente! ALEX!

En ese momento yo pensé que el destino quería que fuéramos amigos. Asi que aquella noche con Alex y otros viajeros nos fuimos a comer. La noche terminó con escándalo e incluso tomamos prestado un rickshaw, su dueño estaba tan enojado, que después de unos minutos lo devolvimos.

Luego nos encontramos en Tailandia y en Bali, pero eso estaba planeado.

La boda y las visitas fueron excelentes, lo único que extrañe fue la cumbia en el matrimonio. Nada que no pueda arreglar la tecnología (ver video).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: