EL GRAN IMPERIO.

Mi amigo Charlie es un viajero loco, un loco lindo! Es coreano, no estoy seguro de su edad, pero debe tener algo así como 30 años. Su vida la dedica a pedalear por el mundo. Tiene presupuestado recorrer en bicicleta 150 países, en aproximadamente 10 años.

Yo lo conocí hace 3 años en una de las fronteras mas conflictivas del mundo, cruzamos juntos hacia Pakistán desde India. En Pakistán hicimos prácticamente la misma ruta, claro que yo en bus y el en bicicleta. Nuestro viaje coincidió con la celebración de “Ramadán”, fue un intenso mes donde aprendimos mucho acerca del Islam, pero también durante el día fue muy difícil conseguir comida. Cuando el ayuno fue suficiente, nuevamente cruzamos juntos la frontera, esta vez hacia China. En esta ocasión nos acompañaron dos franceses, Karim y Hubert que viajaban en bicicleta desde Beijing hasta Paris. También Tomomi, una japonesa que viajaba conmigo en bus. Cuando llegamos a China, en el primer pueblo que encontramos armamos un jolgorio de proporciones! La cerveza y comida en abundancia nos pareció un gran motivo para celebrar!!!

La ultima vez que vi a Charlie, fue en Sydney hace 6 meses. Nos juntamos a almorzar. Con Nea en aquellos tiempos preparando este viaje, le hicimos mil preguntas sobre los países que estaban incluidos en nuestro itinerario y que Charlie ya había visitado. La respuesta que mas me llamo la atención fue: “Ulan Bator (capital de Mongolia) es el lugar donde mas miedo he sentido”. A esas alturas Charlie había cruzado África y Latinoamérica en bicicleta, por lo que yo esperaba otra respuesta.

El tren se detuvo en la capital de Mongolia una soleada mañana de Mayo. En la estación nos esperaba la administradora del lugar donde pasaríamos las dos primeras noches. Camino al hostal, mi primera impresión de la ciudad fue excelente. A pesar de ser la capital y que el 60% de la población del país vive ahí (son cuatro millones en total), Ulan Bator es compacta, amigable, relajada y lenta, incluso podría decir que tiene aires de pueblo. Créanme que después de estar 10 días en Beijing la lentitud y la calma en las calles son muy apreciadas.

Al caminar por las calles, trate de entender la respuesta de Charlie. Los mongoles son poco amigables y parecen orgullosos. En su actuar escasea una curiosidad tan común en otros países de Asia. Tampoco son frecuentes las sonrisas en sus caras desgastadas por el frio y la pobreza. Los niveles de alcoholismo son muy altos. Ulan Bator es en promedio la capital mas fría del planeta. Los inviernos son largos, oscuros, deprimentes y una manera de escapar es el vodka.

Sin embargo entre los mongoles existe un profundo orgullo por un pasado glorioso y ostentoso. Mongolia hace algunos siglos fue un gran imperio, que sobre caballos y con Ghenghis Khan a la cabeza, conquisto gran parte de Asia y Europa. Hoy en día, su sociedad ejerce fuerte resistencia a cualquier clase de influencia extranjera, no quieren contaminar su cultura y tradiciones de las cuales forman parte yurtas, nómades y shamanes.

Después de pasar algunos días en ese lejano, cada vez menos intacto y hermoso país, mi frecuente ansiedad de querer verlo todo comenzó a desaparecer. Me conforme con estar un día entero en la yurta, caminando lentamente por el impresionante lago Khovsgol o solo tratando de estar ahí, presente. Al final me encante con esas caras desgastadas, que no quiero pensar cuantas veces al mes tienen que hacer un viaje de bus de 25 horas, por caminos que son un gran desierto, tan incomodos que no hay espacio para nada y yo me quise cortar las piernas porque no cabían en el asiento, ellos sacrificaron su comodidad por mejorar la mía.

Mongolia es un país como pocos he visto, o como nunca vi. De una belleza majestuosa y naturaleza diversa. Con una rica historia que cuenta de guerreros llenos de coraje y valentía, que con caballos y espadas se tomaron el mundo. Tal como hoy su gente batalla y desafía a ese mundo que ya no les pertenece, y que con su globalización los quiere hacer cambiar y olvidar.

Algún día quisiera preguntarle a Charlie, que es lo que lo hizo sentir tanto miedo?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: