EL GIGANTE.

No es fácil escribir sobre China, es tan diversa, hay tantas historias, lugares y personas de las cuales podría escribir, que elegir una por sobre la otra me parece injusto. 

Podría escribir acerca de comida, como al comienzo odiaba los dumplings y noodles, hasta que encontramos este restaurant en Huangshan. La comida era exquisita y muy barata. Comimos ahí todos los días e incluso dos o tres veces al día. También celebramos el cumpleaños de Nea en el lugar, con dumplings y noodles! 

O podría contarles sobre lo difícil que es interactuar con los chinos, muy pocos hablan ingles y no los describiría como personas muy abiertas o flexibles. Si no te entienden a la primera se acabó y que pase el siguiente! Para ordenar comida en un restaurant hay que entrar apuntando a lo que hay servido en las mesas. El simple hecho de comprar un pasaje de bus o tren es una pesadilla, puede llevar horas tratar de hacer entender al del mesón donde quiero ir, cuanto cuesta, a que hora, etc. Nuestros problemas terminaron cuando experimentamos algo que los alcohólicos llaman “un momento de claridad”, y se nos ocurrió usar el “google translate”. 

También podría escribir sobre concubinas y prostitutas. Un negocio muy aceptado e incluso muy bien visto en la sociedad China moderna. Esta costumbre se arrastra desde los tiempos de los antiguos emperadores, quienes solían tener cientos de concubinas a su disposición. Hoy en día, cualquier mortal puede tener una, dos o las que quiera, solo tiene que pagarlas y por lo que me comentaron, no es muy caro. 

Pero sin entrar en mas detalles sobre mis historias, quisiera en cambio compartir algunas frases, cuotas y referencias que hicieron importantes personajes de la historia universal acerca de China.

“Alejandro Magno quiso conquistar el mundo entero, pero se encontró con problemas y limitaciones en la entrada de Asia Oriental (China). Siglos mas tarde, Napoleón sabia que sus ambiciones militares quedarían estancadas en la misma frontera, y dijo “China es un gigante durmiendo. Pero cuando despierte, el mundo entero temblara.” Sigmund Freud, quien tuvo una fascinación de toda la vida con arte oriental, también considero esta metáfora irresistible, con la excepción de que el padre de la psicología moderna vio en el “gigante durmiendo” un potencial de furia, nacido de una represión del ego e individualismo profundamente arraigada. Mao Tse Tung, el revolucionario marxista, con una imagen del “gigante durmiendo” en su cabeza, prometió a su gente que “todo lo que Occidente tiene hoy, China lo tendrá mañana.”

Sin excepción, todos nos dimos cuenta que el gigante ya despertó, y esta muy hambriento. El marxista revolucionario creo a un gigante sediento de poder, ambicioso y materialista. Lo quiere todo y lo quiere ahora!

Solo esperamos el temblor … 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: