The Sittwe Situation (La Situación de Sittwe)

Es un país que ha vivido con una dictadura militar tan severa por los últimos 40 anos, tan rígida, enclaustrados en su propia miseria, encerrados en su tristeza. Es Birmania, uno de los países mas pobres del mundo, con costumbres y tradiciones muy arraigadas, a veces al caminar por las calles de sus ciudades tengo la impresión de retroceder en el tiempo, parece lúgubre, oscuro y en otras ocasiones la gente me hace creer que nada es tan terrible como para poder regalar una sonrisa o disfrutar un momento, cualquiera este sea. Un país en que su gente se acostumbro a la injusticia, o tal vez se dieron cuenta que no tienen los recursos, o no cuentan con la ayuda para terminar con su cruda realidad.

Son las 3 de la tarde, el sol esta pegando mas fuerte que nunca, deben ser mas de 40 grados seguro! El calor es seco, irritante, incomodo, hace la espera eterna. Solo hemos estado acá un par de horas y a mi me parece que son un par de días. Somos Nea, yo, las mochilas, un par de litros de aguas, 2 plátanos, la esperanza de llegar a este lugar del que no sabemos mucho y la incertidumbre de no saber como llegar.

Vamos en camino a Mrauk –U, la capital de un antiguo imperio birmano del siglo XIII. Otros viajeros nos han comentado que el lugar es espectacular y vale la pena hacer el viaje que incluye cruzar un cordón montañoso en bus hasta un pueblo, luego tomar un barco navegar 12 horas por la Bahía de Bengal hacia el norte llegar a una ciudad llamada Sittwe muy cerca de la frontera con Bangladesh, y desde ahí tomar otro barco rio arriba hasta nuestro destino final.

Es difícil viajar en Birmania, no hay muchos buses y los que hay son muy pero muy antiguos, que se mueven y frenan de milagro. Los caminos también son malos, la personas viajan en condiciones inhumanas, pero parece no importarles, o de nuevo, se acostumbraron. Además nadie habla ingles, nos comunicamos a través de señas, lo cual hace la tarea aun mas difícil. Para nosotros será solo una aventura, quizás tendremos que estar 24, 48 o mas horas apretados, viajando al lado de gallinas o en el techo de un bus, pero será un bonito recuerdo, para ellos es parte de su día a día, parte de su vida, de su realidad.

Todavía seguimos acá, al lado del camino fumando el humo mientras todo pasa. Pasan personas, pasan camiones, pasan las horas. Ojala podamos ir cruzando la montana hoy en la noche.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: